lunes, 24 de marzo de 2014

Capítulo 3 Descubriendo mentiras

Siento mucho haber estado desaparecida estas semanas, pero he tenido una serie de problemas, entre ellos mi pc, que me han hecho imposible poder conectarme para subir un capitulo o avisar de mi tardanza. Espero que este capitulo os guste y me deis vuestras opiniones, con respeto. Besos, Lydia :)

El ambiente estos días esta mejor, creo que gracias a que Nyx se enteró, y Castiel, estamos todos de mejor humor. Los chicos se han ido nada más irse Castiel y Nyx, así que me he quedado sola con las gemelas, siguen estudiando texto antiguos.  Por la última llamada que he recibido, no tienen ni idea de donde está Carlos y su gente, no se han encontrado a ningún Renegado Oscuro, han perdido el derecho de ser llamado Inmortales.
Miro a la que en otro tiempo ha sido mi amiga, ahora solo queda un cuerpo que vive gracias al latido de su corazón, aunque seguramente ahora estará más helado que nunca. Si algo seguro sé de mi amiga, es que con cada herida que le hacen su corazón se recubre mas de hielo, llegando a ser una persona fría con mucha gente. Este verano, parece que eso estaba cambiando, vi a Tomas abrazarla, con Jake de cachondeo, respondiendo a mis abrazos, siendo cariñosa con la gente cercana a ella, incluso…dejó sus recelos con Daniel para darle una oportunidad, aunque tal vez eso se deba a que le gustaba.
Sacudo la cabeza suspirando de frustración, mis malditos celos,  aun no sé cómo pude creer en ese momento a Carlos, aunque tal vez haya sido porque me gusta y quiero mucho a Jake, verlos tan unidos…
–Lo siento mucho, Alysa–hago aparecer la primera foto que nos hicimos–los celos me pudieron y por eso creí al imbécil de Carlos, tendría que haber sabido que solo era una treta para que te alejara. A veces pienso que…después de tantos años, ya sabría que no me quitarías el chico que quiero.
La miro, pero no hay ningún cambio en su expresión, tan tranquila y serena, como un ángel, aunque de eso no tiene ni una pizca. Sé que si ella hubiera sido de otra forma, la gente no la querría tanto, ella sabe como ganársela, siendo ella misma, fuerte, valiente, testaruda, pero ante todo siendo Alyssa.
­­­­­­­­–Ya sé que me dirás que fui estúpida e inmadura, aparte de que nadie es perfecto–sonrío imaginándome su cara–y que lo perfecto está sobrevalorado. Pero siempre he tenido mis inseguridades, igual que tú, aunque yo no las escondo tras una máscara de frialdad y desconfianza, para alejar a todos.
Después de cinco meses, aun me sigo preguntado cómo es posible que un semidiós como Tomas ha sido capaz de enfrentarse a Aly. En ese momento su poder estaba fuera de control, era peligrosa, ya que tenía el aura de una diosa y los poderes de una. Por mucho que sea hijo de Morfeo no es posible que tenga tanto poder, eso no es normal…sacudo la cabeza no queriendo pensar esa posibilidad. Quizá, nos ha mentido y no es hijo del Dios del Sueño. Siempre que intento hablar con él no quiere o sale huyendo alegando que tiene cosas que hacer.
–Eres tonta, amiga. No tendrías que haber hecho lo que hiciste, juntos habríamos acabado con él en cero coma–me levanto y miro por la ventana, el cielo está de un azul apagado–sé que lo hiciste para salvar a Daniel, te importa, y cuando te despiertes tendrás que afrontar a esos dos chicos.
Estos meses el tiempo ha estado más o menos tranquilo, nada raro para estar ya casi en invierno, por lo que no estamos alarmados, lo malo que no sabemos cuánto durará esta tregua con la naturaleza.
–Pero antes de marcharte de aquí…quiero saber cuándo te volveré a ver… es la canción de tu grupo favorito, Auryn, que dice exactamente lo que tendría  que haberte dicho.
Sacudo la cabeza para alejar las lagrimas que amenazan con escapar de mis ojos, recordar esa noche aun me hace llorar, sobretodo ver como ella nos encerraba en una celda, que me apuesto lo que sea a que no sabe ni como la habrá creado, y luego cuando se despidió de nosotros… Siento a alguien abrazarme por la espalda, dándome apoyo.
–Yo también debería haberle dicho eso…–murmura Tomas, mientras me giro y apoyo la cara en su pecho–tendría que haberle dicho cuanto la quería, no dejar pasar todo un verano…y decirle quien era.
–Todos tenemos nuestros secretos, Tomas–me acaricia el pelo distraídamente–no solo fuiste tú. Se entero que tenía dos medio hermanas, su madre era Atenea… definitivamente su mundo se puso del revés.
–Lo sé, fue duro aunque ella no lo admita, prefirió ignorar lo que sentía porque si no se derrumbaría–mira el cielo y suspira–¿sabes? Nunca quise dejarla sola, por eso me molesté con ella cuando decidió sus vacaciones.
–Lo peor ha sido que su novio la mató–se tensa notablemente–nunca la quiso, la utilizó a su antojo…y la asesinó–le tapo la boca antes de que hable–la mató un mes antes cuando se lió con Christie en el jardín de la casa de Jake.
–¡Maldito bastardo…!
–Cada uno es dueño de su destino, como dice Aly, solo que algunos eligen el camino fácil y se desvían de la senda buena, como le ha pasado a Carlos. Pero eso es pasado, ahora tenemos que luchar por el presente para vivir el futuro.
–Has madurado estos meses desde que ella ha conseguido el papel de la Bella Durmiente–me acaricia la mejilla sonriendo–es bueno que tenga amigas como tú.
–Yo tengo la suerte de tenerla a ella, me ha abierto los ojos muchas veces con sus comentarios "inocentes" que suelta de vez en cuando sin darse cuenta de que da en el clavo. Aunque he comido muchos fallos.
–Todo el mundo los comete, somos humanos…más o menos, y podemos corregirlos.
–Lo espero…–caigo en la cuenta de que no tendría que estar aquí–¿Qué haces aquí cuando deberías estar con Jake y Daniel?
–Esos dos no me quieren cerca, dicen que los trastoco y pongo nerviosos, aunque se que a Daniel Niklaus no le caigo muy biense separa de mi y se apoya en la pared.

–Son los dos iguales–bufo poniendo los ojos en blanco–tal vez tu parte divina les altera, los confunde. Aquí no molestas
–Gracias, Judit.–me abraza más fuerte, realmente me podría acostumbrar a sus abrazos–no hemos encontrado ningún rastro, ni de ellos ni de los Goikais.
–¿Eso qué es?
–Como una especie de mitad fantasma, mitad humano, algunos llegan a ser tan corpóreos como tú y yo. Son los que producen las pesadillas y se alimentan del dolor, suelen trabajar en sintonía con los Renegados Oscuros. Ellos han sido corrompidos, antes eran seres de la luz.
–Tipo ángeles de la guarda.
–Algo así, se les conoce como Kai, ellos nos ayudan y nos curan cuando nos herimos, pero los Gonskais son perseguidos por los Guardianes….
–Que entrena Axel–dice una voz a nuestra espalda.
–Dios, Castiel…te mato–digo agitada tras soltar un grito asustada.
–Lo siento, no pretendía asustarte–se sienta en la cama y le coge una mano–ni por tu grito se despierta. Nyx no mentía cuando me ha dicho que es la Bella Durmiente.
–Bueno…tiempo al tiempo, y ella se va mosquear si se entera que le estas teniendo lastima, te va a hacerlas pasar canutas–me separo de Tommy y cruzándome de brazos.
–Ella tiene razón, no se sacrificó para que le tengan lástima–Tomas lo mira duramente.
–Enserio me tendrían que dar un Oscar de esos–besa a mi amiga en la frente y se levanta soltando su mano–sabía que no estaríais…"cansados", que no os habríais cansado tan pronto y sin pelear.
–Luchamos por lo que nos importa.
–Luchar o morir, ¿para qué vivir si no vencí?
–Ese es vuestro…lema por llamarlo de alguna forma–murmuro mirándolo.
–Exactamente, vivimos para cumplir una causa.
–Si–dice escuetamente Tomas. Sospechoso.
–Venga, Morfeo, deja de ser tan arisco–frunce el ceño Castiel y mira a Tomas.
Creo que he oído mal, pero…¿acaba de llamar Castiel a Tomas, ¡MORFEO!? Eso no es posible, él es solo el hijo de dicho Dios, creo que este guardiancito se está equivocando o solo está confundido. Aunque…esa sería una buena razón para explicar ese despliegue de poder que tuvo hace meses en el hotel. Pero significaría que no solo me ha mentido, sino que también ha mentido a Alysa y al resto de sus amigos, aunque creo que Jake lo sabe desde hace tiempo.
–¿Morfeo?
–Vaya, veo que aun no le has contado la verdad sobre quién eres–suelta una carcajada, divertido–Él es MORFEO, Dios de los Sueños, que tras una etapa dura decidió…
–¿Cállate Castiel o te mandaré de un puñetazo a la isla de Axiel!–exclama furioso Tomas, haciéndome retroceder un paso sobresaltada.
Nunca he visto, bueno, en estos tres meses, a Tomas Ross tan cabreado, daba un poco de miedo, su pose ofensiva, delataba las ganas de callar por las malas a Castiel si él mismo no lo hacía solo.
–¡No, ya basta!–exclama Castiel y me mira fijamente–Morfeo perdió hace varios siglos a la persona que quería, era una mortal a la que quería como a una hija, pero hubo un…accidente y ella murió. Morfeo no se lo ha perdonado y quiso empezar de cero, por eso nació como Tomas Ross.
Miro al supuesto Morfeo en shock, no me lo puedo creer, ha estado todo este tiempo mintiéndome, y no solo a mí, sino también a Alyssa, a ella por muchos años, tanto que ni siquiera le dijo que era un "semidiós" como me hizo creer durante medio año.
–¡Te voy a mandar con Axiel!–grita colérico Tomas que avanza hacia Castiel.
Puedo ver el poder que emana del cuerpo de Tomas y como su aura dorada, típica de dioses, se va haciendo visible y muy brillante. ¿Cómo es posible que se haya callado esto tanto tiempo y por qué? ¿Quién es Axiel?

2 comentarios:

  1. ¡Hola Lyd! Lamento lo de tu pc, a veces pasa y hay que tener paciencia pero te esperamos no te preocupes.
    Vaya con estos dioses, sobre todo Mofeo. Tomás me gusta bastante te diré que has elegido una bella imagen adecuada para él. Creo que le va muy bien. Los diálogos como siempre muy suculentos e interesantes. Y los cambios de humor se palpan. Te felicito por tu imaginación amiga. Un besote enorme y nos estamos conectando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Loou! Si, tiene un atino para estropearse...lo malo que parece ser que va para largo, asi que tengo que estar con otro -.-
      ¿Te ha sorprendido saber que Tommy no era hijo de Morfeo sino el mismísimo Dios del Sueño? Es un capi mas bien informativo que de accion, se nota la tension en el ambiente jijiji. Muchas gracias por pasarte y dejarme tu opinion como siempre
      Besoos y hablamos :)

      Eliminar

Este blog y sus historias viven de vuestro apoyo mediante los comentarios.
Expresad vuestra opinión, pero sin ofender
Besitos
Lydia

Tu esencia

El problema nunca fue escribir, fueron los sentimientos. Pero ¿qué haces cuando te quedas vacía? ¿Cuándo te da igual veinte que ochenta? C...